top of page

¡Estrategias para mejorar tus hábitos con las compras!

Qué locura, que ya pasaron 5 años y medio desde que hice #UnAñoSinCompras por primera vez, y hasta el día de hoy sigo viviendo cambios y mejoras en mi manera de tomar decisiones.

Realmente, salir por completo de nuestra zona de confort, nos empuja a un universo nuevo de cómo podemos manejar nuestra vida. Definitivamente, a mi punto de vista, uno mejor.


Para hacer un breve resumen, dedicado a los nuevos #retadores de esta comunidad. En el 2016 me encontré con un obstáculo para cumplir mi objetivo de ir a estudiar a otro país: terminaba usando mis ahorros para pagar mi tarjeta de crédito ¡RED FLAG! Es por esto que en el 2017 decido hacer algo drástico, no compré cosas que no eran de la lista de primera necesidad, por 365 días.


Al finalizar el año, no solo logré ahorrar el triple de lo que tenía presupuestado. También re conecté conmigo:

- Desarrollé el hábito de la lectura, a través del cual, conocí los libros de educación financiera.

- Volví a dedicar tiempo a mis hobbies.

- Ejercité mi músculo creativo y recursivo.

- Empecé a hacer yoga, desde casa, y con youtube.

- Inicié el camino hacia el auto conocimiento... un camino que no tiene fin, pero que cada vez es más enriquecedor.


Hoy gracias a ese año, me dedico a mi pasión, la educación financiera. Porque el impacto que decisiones como esta, generaron en mi vida, es algo que me siento en responsabilidad de compartir.


Tener un sano hábito con las compras, puede ser la herramienta más poderosa para acercarte a tus metas financieras.
¿Cómo está tu hábito con las compras?


¡Vamos a las estrategias para mejorar tu hábito con las compras!

Basta de preámbulos, vayamos a la razón por la cual las traje aquí, y ahora me están leyendo. Qué estrategias he mantenido en estos años, para conservar un sano hábito con las compras. Fundamental para seguir tomando las riendas de mi dinero y persiguiendo mis objetivos.

  1. Tengo una lista de cosas que REALMENTE NECESITO, y las cosas que entran a esa lista, lo hacen en el momento en el que que vivo esa necesidad. Por ejemplo, cada vez que me visto para la oficina, no tengo zapatos formales que combinen, entonces anoto que necesito unos zapatos y de qué estilo. Esto último es clave, hay que ser específicas.

  2. Asigné un presupuesto para compras adicionales todos los meses. Me encanta comprarme cosas, pero respeto mi presupuesto y el dinero que yo he decidido destinar a eso. ¡Auto conocimiento + disciplina baby!

  3. Procuro comprar online, o ir a una tienda específica. Evito el “paseo para buscar”, probablemente terminas comprando cosas adicionales. O picando comida chatarra, de puro aburrimiento, tampoco queremos eso...

  4. No voy de compras cuando tengo poco tiempo, cuando lo he hecho, he comprado cosas que no cumplían con mi necesidad o el producto que describí, que luego termino no utilizando. Con esta última sigo lideando, porque, nunca tengo tiempo JAJA. Pero soy consciente de que ¡esto se debe seguir trabajando!


No creo que aplicarlas todas de una, sea una recomendación sana.

¡Paso a paso, retadora!


La sostenibilidad en nuestros hábitos, se construye con la calidad de nuestras acciones.

No apures el proceso de aprendizaje de tu sistema nervioso y neuronal.

Espero que este relato te sea de ayuda. Espero que me compartas tu experiencia, que me escribas y me cuentes.

¡Te veo en un próximo artículo! ¡No sabes cómo me emociona escribirte por aquí!




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page